PARTICULARES

MOROSIDAD EN PARTICULARES

LLÁMANOS

Hombre sacando monedas de una hucha cerdito

ENDEUDADOS: Familias y jóvenes. Sube la morosidad en créditos.

Si hablamos de créditos rápidos y tarjetas bancarias nos encontramos con la financiación más fácil de conseguir y a su vez más cara como consecuencia de tener más riesgo de ser impagada.

Existe un crecimiento constante en todos estos sectores. Un endeudamiento donde los principales afectados son las familias, puesto que cada vez más solicitan refinanciación o agrupación de deudas. Existen infinidad de productos de financiación provocando el crecimiento del consumo, aumentando así también la morosidad. Más del 25% de las familias que tienen un préstamo piensa pedir otro en menos de un año.

El fuerte aumento del endeudamiento de las familias está provocando que muchas se planteen soluciones financieras a su alcance como créditos rápidos antes de que surjan problemas de impagos que puedan desencadenar situaciones irreversibles. Creando un riesgo, debido a la oferta de crediticia no tradicional, como los microcréditos, los créditos rápidos, los preconcedidos o los revolving que no ayudan a tener un endeudamiento ordenado creando el que conocemos como mal endeudamiento, siendo este, el nuevo sobreendeudamiento.

Endeudarse mal es distinto a endeudarse mucho, teniendo más importancia la deuda personal o familiar que su cuantía total. La financiación más fácil de conseguir es la más cara y con riesgo de ser impagada.

En primer lugar, tenemos las hipotecas, se trata de la deuda más barata, aunque de mayor cuantía. Le siguen los préstamos personales y los preconcedidos por las entidades financieras. A partir de aquí comienza lo que pasaría a llamarse “mal endeudamiento” afectando directamente a jóvenes y sobre todo a familias

En segundo lugar, está la financiación al consumo, aquí el criterio de concesión es más leve y la tramitación más rápida, pero con intereses más altos y riesgo de impago.

En tercer lugar, están las tarjetas revolving. Hay que pagar una cuota fija, con unos intereses, independientemente de la cantidad dispuesta del crédito. No se puede dejar de pagar ningún día porque compromete la capacidad financiera de las familias y jóvenes.

En el último lugar, los microcréditos se colocan como “la cumbre del mal endeudamiento”. Es dinero concedido al instante, con un plazo de devolución muy pequeño, pero con unos intereses superiores al 1.000%.

Consigue libertad financiera hoy mismo

Buscamos la mejor solución para las incidencias registradas en los ficheros de morosidad y salir de ellos

Satisfacción de Particulares
95%

Síguenos: